Los intocables

https://www.14ymedio.com/cienciaytecnologia/ciberclaria-Gobierno-Observatorio-Cubano-Conflictos_CYMIMA20200707_0002_16.jpg

Yoani Sánchez

En un circo como escenario, con cara pintorreteada y voz chillona, unos pesados dibujos animados oficiales representaban hasta hace poco a varias figuras de la oposición cubana y del periodismo independiente. Eran los tiempos en que el acceso a internet desde la Isla era tan limitado que las redes sociales estaban abarrotadas de perfiles de la Seguridad del Estado. Su presencia apenas ha mermado, pero ahora también estamos nosotros.

Durante más de una década y con total impunidad, los soldados de la web denigraron a activistas, crearon cuentas falsas para intentar destruir el prestigio de disidentes y lanzaron una encarnizada batida contra los blogueros que no estábamos bajo el arbitrio de la Plaza de la Revolución. Todo les estaba permitido. Lo mismo lanzaban un ataque misógino que promovían una evidente amenaza contra la familia del calumniado o revelaban detalles íntimos y familiares para hacerlo más vulnerable.

No recuerdo de aquellos años, entre 2007 e inicios de 2019, que los atacados pudiéramos llevar a cabo ningún tipo de proceso legal para limpiar nuestra reputación o localizar a los que lanzaban sus difamaciones, pero sí tengo memoria de que la mayor parte de las veces semejantes bajezas solo nos generaban una sonrisa, acostumbrados como estamos a la maquinaria propagandística del sistema. A fin de cuentas, incluso negativa, esos ataques públicos eran una excelente publicidad gratuita para dar a conocer nuestro trabajo dentro y fuera de las fronteras nacionales. Nada hay más atractivo que lo prohibido.

[[QUOTE:Ante cualquier cuestionamiento, meme o broma contra ellos, lanzan sus tropas de cibercombatientes y claman por la solidaridad internacional para enfrentar «el acoso en las redes»]]Ahora, y tras la llegada del acceso a internet en los móviles, los residentes en la Isla nos hemos podido acercar -a pesar de la censura y los elevados precios- a un escenario informativo más vasto; logramos publicar de manera más inmediata nuestras denuncias y tampoco nos ha faltado el humor como herramienta de crítica política que sale desde Cuba o de parte de la comunidad de exiliados. Han aparecido decenas de cuentas parodia de funcionarios cubanos y la sobrerreacción no se ha hecho esperar.

Donde nosotros sonreímos ante aquellos ataques furibundos orquestados por las propias instituciones, estos ridiculizados de hoy braman y señalan a una campaña imperial que intenta «destruir la imagen» de los funcionarios públicos. Tienen la piel tan fina como la capa exterior de esas cebollas que han desaparecido desde hace meses de las tarimas nacionales. Ante cualquier cuestionamiento, meme o broma contra ellos, lanzan sus tropas de cibercombatientes y claman por la solidaridad internacional para enfrentar «el acoso en las redes».

Olvidan, convenientemente, que fueron ellos lo que incubaron y dieron vida al imparable monstruo del fusilamiento de la reputación a través de internet. Una criatura que ahora ha terminado por clavarles los dientes en su propia yugular.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

0 Replies to “Los intocables”