Movimiento San Isidro: susurro poético bajo asedio

(Foto: Facebook/Movimiento San Isidro)

LA HABANA, Cuba. – Si Cuba fuera un estado de derecho, la Seguridad de Estado no le tuviera tanto miedo a la lectura de poesía convocada por el Movimiento San Isidro y la excarcelación de Denis Solís fuera solo una gestión jurídica, teniendo en cuenta las irregularidades que aparecen en el único documento legal al que se ha tenido acceso.

Han sido cuatro días de desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y golpizas que han desembocado en un estado de sitio que no solo abarca la sede del Museo de la Disidencia, sino que trasciende el ámbito de cada activista o artista dispuesto a sumarse a la convocatoria.

Un susurro poético sostenido hasta que alcancen las fuerzas

“Omara Ruiz Urquiola es nuestra guía. Si ella puede, nosotros también”, dice Luis Manuel Otero Alcántara coordinador del Movimiento San Isidro.

“Ella nos dijo: ‘al final vamos a salir y va a haber represión y va a ser lo mismo de siempre. Quedémonos el tiempo que aguantemos leyendo poesía, demostrando lo que queremos y lo que tenemos’. Estuvimos de acuerdo”, agrega el artivista.

El susurro poético era una idea que venía gestándose en el Instituto Instar, y no encontró mejor momento que este.

El asedio a la sede del Movimiento San Isidro comenzó en la noche de ayer cuando un grupo de 14 activistas, periodistas y artistas decidieron reunirse y comenzar una peregrinación por los lugares que les fueran comunes a Denis Solís. El cerco policial se los ha impedido.

Pero… ¿quién es Denis Solís y por qué exigir su excarcelación?

“¿Quizás crean que es el eslabón más débil del Movimiento San Isidro? Pero no saben que estamos conectados más allá de lo que se pueden imaginar”, asegura Otero Alcántara.

Denis Solís es rapero. A finales de octubre se tatuó en el abdomen “Cambio Cuba Libre” y la fecha 19-10-20. El 10 de octubre pasado fue uno de los más de 15 arrestados de la jornada. En 2016 fue arrestado cuando protestaba con un cartel que decía: “el Gobierno me quitó el bicitaxi del cual vivo, basta ya”. Entonces, pasó dos meses preso en Valle Grande, recoge el portal digital Cibercuba.

El ensañamiento sobre Denis Solís puede que se deba a un video con más de 1 700 reproducciones y más de 1 000 comentarios donde reclama a un policía que salga de su casa.

“Usted es un penco envuelto en uniforme”, le espetó en el rostro al oficial. Quizás sea esa la causa del supuesto delito de desacato en el que fuera incriminado después, aunque intentaran antes abrirle una causa por un supuesto delito relacionado con drogas.

El auto judicial en respuesta al Habeas Corpus presentado tras su desaparición forzada el mismo día del video declara que ha sido condenado a ocho meses de privación de libertad.

Solís, señala el documento, fue procesado en un juicio sumario sin que se le notificara a la familia ni se le diera acceso a defensa, como dictan las Reglas Mandela.

Los reclamos pacíficos por su excarcelación han desencadenado detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y golpizas, con especial crueldad sobre las mujeres: Omara Ruiz Urquiola fue arrastrada por un policía de la motorizada; Anamelys Ramos fue golpeada dentro de la estación de policías mientras pedía la ubicación de Denis Solís y los golpes a Erilidia Frómeta le provocaron un desprendimiento de tendones en una de sus manos.

Al quinto día de reclamos la sede del Movimiento San Isidro está sitiada por una turba ávida de golpear sin importar a quién.

“Los vecinos no se prestan”, describe el youtuber Esteban Rodríguez y señala en su directa a los hombres que han estado todo el día en una esquina, muy cerca de allí, esperando la orden.

Otros que quisieron llegar a la lectura están sitiados. Desde la noche anterior el periodista Héctor Luis Valdez Cocho está rodeado de policías; Michel Matos tiene varias perseguidoras apostadas en los bajos de su edificio; la casa la actriz Iris Ruiz y el poeta Amaury Pacheco tiene hombres de civil rodeándola también; la activista Kirenia Yalit Núñez Pérez, coordinadora de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, fue amenazada por el represor que se hace llamar Alejandro; Jovián Batista desapareció de la esquina de su casa.

Pese a la represión y a la indiferencia de la prensa internacional acreditada en la Isla, con el susurro poético se han conectado varias organizaciones de la oposición. José Daniel Ferrer expresó su solidaridad y han colaborado en la acción el Instituto Instar, Libertad Cuba Lab, el colectivo de poetas Demóngeles, Delibera y poetas, periodistas y personas que se cansaron de callar.

“Por la libertad de Denis Solís y por una Cuba más humana para todos estamos plantados en San Isidro”, es el mensaje que divulga a través de su página en Facebook el movimiento de artistas.

“Con el amparo de la poesía y del ambiente espiritual de nuestra convivencia fraterna. Aquí vamos a estar, desde la diversidad que cada uno de nosotros representa”, y con esas palabras declaran el inicio de una jornada poética que no se sabe cuándo ni cómo terminará.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Movimiento San Isidro: susurro poético bajo asedio appeared first on Cubanet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *