¿Por qué es el béisbol uno de los deportes más seguidos en Cuba?

https://www.14ymedio.com/sociedad/Beisbol-Cuba_CYMIMA20201218_0005_13.jpg

El deporte cubano

El deporte cubano es un reflejo de su sociedad, cultura y desarrollo a lo largo de los siglos. Antes de la revolución de 1953, la situación del deporte en Cuba era bastante diferente a la que encontramos hoy. Existían competiciones a nivel rural, con carreras de caballos y peleas de gallos, asociadas a las apuestas. Se jugaba al Batos o al Batey y la influencia de Estados Unidos introdujo el boxeo en el país. Durante la época colonial coexistieron otros deportes como la equitación, el tenis o la vela, pero reservados a la élite de cubanos descendientes de españoles.

Sin embargo, no es hasta después de la revolución cuando experimentó un verdadero boom, con la fundación del Inder, el Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación, por Fidel Castro, con el objetivo de fomentar que los deportistas jugasen por amor al deporte y el pueblo.

Los retos de 2021

En este momento, para el deporte cubano el horizonte está puesto en los Juegos Olímpicos, que debían haberse celebrado en 2020 y que fueron aplazados debido a la pandemia del coronavirus. Finalmente, se celebrarán en Tokio entre julio y agosto. La gran mayoría de ligas y las competiciones han estado paradas, y ahora, con 41 deportistas ya clasificados, el objetivo es que se sumen a la comitiva olímpica cubana unos 40 atletas más, repartido entre varias disciplinas, como el atletismo, la lucha, la gimnasia artística, el ciclismo y el taekwondo. Por su parte, el béisbol, uno de los deportes más populares entre los cubanos, se enfrenta al torneo preolímpico de las Américas, en el que pude conseguir el cupo necesario para viajar a Tokio. Se disputarán también otros torneos, nacionales e internacionales, como la Copa Mundial femenina y el Panamericano de la categoría juvenil. Sin duda, un año olímpico lleno de retos para el deporte cubano.

Los orígenes del béisbol en Cuba

El béisbol llegó a Cuba a finales del siglo XIX, más o menos hacia 1860, gracias a los cubanos que emigraban a Estados Unidos para estudiar y a los marineros que hacían escala en la isla, por la que se extendió rápidamente. Se dice que, además, los cubanos lo adoptaron como una forma de rebelión política contra el gobierno español, y en oposición a las corridas de toros. A pesar de estar prohibido por ser un deporte estadounidense, la proximidad geográfica con el país vecino hizo el resto. Por este motivo, este deporte está íntimamente relacionado con el nacionalismo cubano y muchos escritores han ahondado en su valor metafórico como expresión de un modo de vida.

El primer cubano en llegar al país con un bate de béisbol fue Nemesio Guillot, quien aprendió a jugar en Mobile, Alabama. Cuando regresó definitivamente, fundó, en 1868, el Club de Béisbol de La Habana, el primer equipo no solo en Cuba, sino en toda América Latina. Con él, la popularidad de este deporte creció y se extendió por todo el país. En 1874 se jugó el primer partido oficial, que enfrentó al Club Habana y el Club Matanzas. En 1878, el país ya contaba con una liga propia, disputada por los tres clubes que existían en el momento: Habana, Matanzas y Almendares.

El béisbol en Cuba hoy

Actualmente la liga de béisbol cubana se compone de 16 equipos, uno por cada provincia, con la excepción de La Habana e Isla de la Juventud, que tienen dos, con jugadores realmente impactantes. En definitiva, es uno de los deportes estrella y con más éxito. De hecho, es tan popular, que comienza a ser una de las ligas que despuntan en el mundo de las apuestas deportivas online, pues se trata de un deporte complejo, de esos que tanto gustan a los apostadores. Los jugadores, especialmente los lanzadores (pitchers), disputan un gran número de partidos, lo que aumenta las posibilidades de ganar. Destacan lanzadores como Pablo Luis Guillén, Yoen Socarrás, o Erlis Casanova. Entre los bateadores, las apuestas seguras serán César Prieto, Rafael Viñales, Humberto Bravo o Pavel Quesada.

Últimas noticias

Con la crisis del coronavirus, el béisbol cubano, al igual que el resto de ligas y competiciones deportivas en todo el mundo, ha visto alterado su calendario. La liga fue retrasada y ahora parece que recupera su ritmo normal. En las últimas semanas, los Leñadores, que vencieron a las Avispas de Santiago de Cuba por 10 a 2, se clasificaron para enfrentarse a los Cocodrilos de Matanzas en las semifinales. Próximamente, la selección cubana de béisbol disputará el juego inaugural de la Copa del Caribe frente a de República Dominicana en abril.

El deporte cubano ha cambiado mucho a lo largo del tiempo y, actualmente, destaca en competiciones internacionales. El béisbol es, sin duda, una de las disciplinas más queridas y seguidas, con una historia íntimamente ligada a la del país, pues, como canta Buena Fe: «Pon a mi alegría el mejor doble play, desborda un torrente de cruel ofensiva, o queda atrapado en un fuego de strike, será que el baseball se parece a la vida, será que sin él no podemos soñar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.