Cigarros y pasta de ajo: la nueva “receta” para fumadores en Santa Clara

VILLA CLARA, Cuba. ─ A punto de mediodía, una extensa fila de más de cuarenta personas espera al sol a que abra nuevamente el punto de venta de Trimagen más cercano al parque central de la ciudad. La dependiente ha pedido treinta minutos para almorzar, pero la gente sabe que no puede alejarse del lugar o perderán su turno para comprar cigarros. Deben acogerse a la disyuntiva de beber agua, comer algo o mantenerse de pie sobre la acera colindante hasta que los policías le recojan su identificación.

Han permanecido allí desde las diez de la mañana porque este es de los poquísimos establecimientos en los que sacan a la venta, esporádicamente, los cigarrillos producidos por BrasCuba S.A., entre otras, las marcas H. Upmann, Popular Rojo, Verde y Azul, y las diferentes variedades de Hollywood.

Marcas de cigarrillos a la venta en una tienda de Santa Clara (Foto de la autora)

Pasados quince minutos, el bulto ha ido engrosándose con nuevos interesados. Una señora parlanchina le advierte a otro advenedizo que revise bien si le alcanza el dinero y le espeta que mucha gente de la cola ha tenido que llamar a sus familiares para que le alcancen efectivo. Y es que, para tener derecho a la compra de dos ruedas de cigarros de diferente marca, debes llevar, obligatoriamente, una lata pequeña de pasta de ajo con cada una de ellas. El precio del combo puede superar los 300 pesos, en dependencia del tipo de cigarrillos que escoja el comprador.

“Una rueda de H Upmann selecto, una de Popular azul y las dos latas esas que te las tienes que llevar porque sí, me salieron en 596 pesos, exactamente”, comenta Michael Suárez, acabado de hacer su compra. “Más de 100 pesos se fueron en esa pasta de ajo que ni sé si a mi mujer le va a servir o no para cocinar. Yo me pregunto: ¿Qué tiene que ver el ajo con los cigarros?”.

(Foto de la autora)

Otras personas de la fila comentan que los combos se han puesto de moda en otros establecimientos estatales para darle salida a productos de lento movimiento o que están a punto de alcanzar su fecha de vencimiento. “Yo creo que eso lo hacen para que la gente no pueda revenderlos por ahí”, opina una santaclareña que está allí junto a otras tres personas que se dedican a lo mismo. “Después de esta cola al sol y lo que tienes que gastar, claramente los tengo que vender a cincuenta pesos cada caja. Mira, y no me duran nada”.

Cajas de cigarrillos BrasCuba fuera en un centro comercial (Foto de la autora)

Mientras, en la provincia de Villa Clara se tomó la medida paliativa de garantizar la venta de siete cajetillas de cigarros de producción nacional al mes mediante la libreta de abastecimiento (Populares, Criollos o Titanes), lo cual ha estimulado la reventa de estos productos por los no fumadores a más del doble de su precio original. En núcleos con más de dos consumidores también ha motivado rencillas hogareñas a causa de la cantidad específica de cajas que le correspondería a cada miembro de la familia.

Mujer se lleva una rueda de H Upmann selecto y una lata de ajo (Foto de la autora)

Los cigarros de BrasCuba, que se habían esfumado hace meses de las TRD, aparecieron, como otros tantos productos a la venta en las tiendas moneda libremente convertible (MLC) en varias provincias del país, según reportaron usuarios en redes sociales. El precio en dólares americanos se corresponde con el cambio por 24 en moneda nacional. Sin embargo, cada dólar alcanza el costo de 50 y 55 pesos en el mercado informal, lo cual puede indicar una subida repentina de los propios cigarrillos para los próximos meses.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Cigarros y pasta de ajo: la nueva “receta” para fumadores en Santa Clara appeared first on CubaNet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.