El 8vo Congreso del Partido Comunista está en veremos

LA HABANA, Cuba. ─ Desde Suiza ─donde está exiliada desde hace 17 años─ comenta la periodista Tania Quintero: “Presiento que el VIII Congreso del PCC no se celebrará este año, ni virtual ni físicamente. Faltan cuatro días y al menos en los medios oficiales, todo está muy pasmado, muy muerto. Se supone que ya para hoy, 12 de abril, hubieran anunciado el nuevo confinamiento de La Habana, que mata dos pájaros de un tiro (la COVID-19 y el Congreso), entre otras medidas que han estado circulando extraoficialmente”.

Comparto el presentimiento de mi colega de que el Congreso no se celebrará, ni siquiera de modo virtual, sino que será pospuesto. De un momento a otro, anunciarán, debido a la pandemia, su aplazamiento.

Pónganse ustedes en el lugar de los jerarcas castrocomunistas y verán que aplazar el congreso es lo mejor que pueden hacer. La situación les es totalmente desfavorable en todo sentido. No tienen nada nuevo ni bueno que anunciar. Su mentalidad inmovilista y retranquera y su miedo a perder el poder no les permite emprender las reformas que los aparten del encaprichamiento con la planificación estatal centralizada y la manía de ahogar al sector privado, para destrabar las fuerzas productivas y sacar al país de este callejón sin salida. Entonces, ¿para qué gastar recursos y energías y poner en riesgo la salud de octogenarios y nonagenarios que hace mucho debían estar en casita y jubilados?

Lo menos que pudiera esperarse de ese congreso, para que alivie siquiera un poco las vidas de los cubanos y el hambre no los haga estallar, es que le den marcha atrás o rectifiquen a fondo la Tarea Ordenamiento (preferiblemente alguien que no sea Marino Murillo).

Como mismo Raúl Castro designó como presidente a Miguel Díaz-Canel, ahora en este congreso debería, por su torpe manejo de las crisis, sustituirlo y asignarle “otras tareas”, a él y a los desastrosos ministros de su gobierno.

El general Raúl Castro, que en junio cumplirá los 90 años, ha anunciado que en el 8vo Congreso, él y los demás ancianos de la llamada “dirigencia histórica” se retirarán y darán paso al “relevo generacional”. Pero, en vista del calamitoso desempeño de los mandamases de la continuidad, lo dudo.

Por más que me esfuerce, no logro concebir ni a Díaz-Canel ni al primer ministro Manuel Marrero en el rol de Gensek, como llamaban los soviéticos al secretario general del Partido Comunista.

Un aplazamiento del Congreso del Partido Comunista no sería algo nuevo. Durante el Periodo Especial, el congreso del partido único fue aplazado durante seis años, de 1991 a 1997. Y luego no volvió a celebrarse otro, el 6to Congreso, hasta 2011, catorce años después.

Entonces, ¿por qué asombrarnos si ahora, con tantos motivos como tienen que alegar, en medio del marasmo en que se encuentran, aplazan el 8vo Congreso?

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post El 8vo Congreso del Partido Comunista está en veremos appeared first on CubaNet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.