Escaparse del trabajo: otra forma de sobrevivir en Cuba

https://www.cubanet.org/wp-content/uploads/2021/04/opiniones-fuga-del-trabajo-1.mp3

HOLGUÍN, Cuba.- “Escaparme del trabajo es la única manera de poder comprar alimentos para la casa”, afirma a CubaNet Magdalena, mientras hace una cola en el mercado.

Magdalena, que así pidió ser identificada, trabaja en el departamento de contabilidad de una sucursal bancaria. “Desgraciadamente hay que hacer eso porque cuando culmina nuestra jornada laboral a las 2 de la tarde ya todo está cerrado”, dice la joven.

cubanos trabajo
Horarios reducidos en centros de trabajo de Holguín. Foto de autor

La reducción del horario laboral en el sector estatal forma parte de un grupo de medidas adoptadas por el Consejo de Defensa para “reducir al máximo la movilidad, contribuir al control de la COVID-19 y frenar la amplia dispersión de la enfermedad en la provincia de Holguín”.

Sin embargo, la disposición no tiene en cuenta a los trabajadores estatales que al terminar su jornada laboral no pueden realizar trámites, ni tampoco comprar alimentos en los mercados del agro.

Los jefes prohíben la salida bajo el pretexto de que están violando lo establecido o que los empleados se demoran mucho en la gestión. Ante esta situación, los empleados deciden escaparse para comprar alimentos y realizar otras gestiones bajo el riesgo de sufrir sanciones. “Es preferible una sanción y no pasar hambre”, es el pretexto generalizado de los trabajadores estatales que los impulsa a ausentarse de su centro laboral.

Horarios reducidos en centros de trabajo de Holguín. Foto de autor

La problemática no es nueva, pero se ha acrecentado con las nuevas medidas. Históricamente los cubanos han tenido que utilizar su horario laboral para gestionar problemas familiares, hacer colas y realizar diversos trámites. Es un medidor, también, de que en realidad las instituciones del régimen jamás han sido productivas.

“Es una medida para evitar el contagio del coronavirus pero que también propicia que la gente no trabaje. ¿En qué momento vamos a resolver nuestros problemas personales? Prefiero que me sancionen por ausentarme del trabajo y no pasar hambre”, dice Magdalena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.