Escasez de alimentos en Cuba: “No hay boniato, no hay malanga, no hay nada”

LA HABANA, Cuba. – En medio del mayor rebrote de la COVID-19 en la Isla, los cubanos siguen saliendo a las calles a hacer colas interminables, dada la grave escasez de alimentos que vive el país.

Llevar alimentos a la mesa resulta muy difícil para cualquier cubano hoy día, fundamentalmente si no cuenta con moneda dura (dólares americanos), aun cuando no todos los establecimientos que ofertan productos en esta moneda están totalmente surtidos. No obstante, es seguro que lo poco que entra al país solo se puede encontrar en las denominadas “tiendas de MLC”.

“Los cubanos nos levantamos pensando en la comida; y solo nosotros sabemos lo que hay que pasar para conseguirla. Es como si cada día te enfrentaras a una batalla donde no siempre puedes ganar. Suena gracioso, pero hoy por hoy en Cuba la comida es un trofeo que hay que ganar en la batalla de las colas”. 

“Hay que meterse el día entero en las pocas tiendas que quedan en dinero cubano que, además, están totalmente desabastecidas porque todo lo mandan para las de MLC. Y por supuesto, no siempre alcanzas. Por eso es que a veces es mejor comprar las cosas por fuera (mercado negro), si el dinero te alcanza claro”, se quejó la cubana Odalis Rafael Martínez.

La entrevistada alega que la prolongada escasez de alimentos y de productos de primera necesidad ha generado un incremento gradual en los precios de los pocos del mercado negro, surtido en su mayoría de las propias tiendas en MLC.

“El puré de tomate, los frijoles, las pastas, el queso ―que ya está en los 2500 pesos el bloque de tres kilos de queso gouda―… todo viene de las tiendas en MLC porque el Estado ya no lo vende en pesos cubanos. Si tienes el dinero,  no queda más remedio que comprarlo porque no hay de otra manera. Si no tienes dólares, en la actualidad alimentarse en Cuba ya es un lujo” 

“A eso súmale que la libra de arroz está costando 40 pesos, eso si encuentras quien te la venda; la carne de puerco 85 y 90, también si la logras encontrar. Como están las cosas no hay quien viva del salario porque, si esperas vivir de lo que te dan en la bodega, te mueres de hambre, esa es la realidad de los cubanos a esta hora”, lamentó Martínez.

Asimismo, Alberto Rodríguez Otero asegura que hasta las viandas han desaparecido de la mesa de los cubanos, situación que, según comenta, no se vivió en la Isla ni en la época del llamado Periodo Especial, en los años 90 del pasado siglo. 

“Ahora no hay un boniato, no hay una malanga, no hay nada, y me gustaría saber o que alguien me dijera qué tiene que ver eso con la crisis, si son productos que vienen de la tierra. Únicamente que todos los campesinos hayan cogido la COVID-19 (porque) no hay otra explicación”, ironizó.

Según el sitio oficialista Cubadebate, recientemente el régimen cubano aprobó un paquete de 63 medidas, de las cuales 30 fueron declaradas de prioridad y otras de carácter inmediato para estimular la producción de alimentos en el país.

“Entre las propuestas resaltan la decisión de bajar las tarifas eléctricas y de agua a los campesinos, disminuir el precio a los piensos nacionales y los bioproductos, garantizar la comercialización de carne bovina, así como el autoconsumo por parte de los trabajadores del sector después de cumplir el compromiso estatal”, señala la nota.

Por su parte, la cubana Zelandia de la Caridad Pérez Abreu apunta que cada vez tiene mayores dificultades para poner la comida en su mesa. “Me cuesta mucho trabajo, no solo por el sustento económico sino también por la escasez de alimentos en los agromercados, las tiendas a las que tienen acceso los cubanos de a pie, los cubanos que no recibimos dólares americanos”, señaló.  

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Escasez de alimentos en Cuba: “No hay boniato, no hay malanga, no hay nada” appeared first on CubaNet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.