Fidel Castro y la ruina de la zafra en Cuba

LA HABANA, Cuba. ─ El régimen castrista y parte de la prensa internacional repite el sonsonete de culpar al embargo norteamericano –el bloqueo, como prefieren llamarle─ de todos y cada uno de los muchos males de la economía cubana.

Un artículo publicado recientemente por la agencia española EFE, titulado Cuba en la difícil batalla por recuperar su emblemática industria azucarera, se culpa a las sanciones del gobierno norteamericano por la debacle de dicha industria.

Su autora, la periodista cubana Laura Bécquer ─cual si escribiera para el periódico Granma o Cubadebate, afirma: “La emblemática industria azucarera cubana se ha visto afectada en las seis últimas décadas por el embargo financiero y comercial de Estados Unidos, con pérdidas de unos 125 000 millones de dólares ─según estimaciones de La Habana─ y la imposibilidad de acceder al mercado norteamericano”.

Al parecer, la reportera está mal informada al respecto. Sin negar los afectaciones que pueda haber ocasionado el embargo norteamericano ─ falta de maquinaria, de piezas de repuesto, fertilizantes y combustible─ , el principal culpable de la ruina de la industria azucarera fue Fidel Castro, con su voluntarismo y sus insensateces antieconómicas.

Al principio de su régimen, el mandamás se quejaba del monocultivo. Decía que Cuba tenía que diversificar su economía para no depender del azúcar, que constituía el 80% de las exportaciones. Pero en la zafra 1969-1970 se dio a la tarea de producir diez millones de toneladas de azúcar, con lo que, aseguraba, la Isla lograría el despegue económico y salir del subdesarrollo.

A pesar de que Castro puso a todo el país en función de la zafra, los 10 millones no fueron. Solo se produjeron 8,5 millones. La economía cubana, en vez de despegar, se hundió y tuvo que acudir la Unión Soviética.

En el año 2002, ante la baja el precio del azúcar en el mercado mundial, el fallecido dictador decidió que ya no era rentable la producción de azúcar. Entonces, en lo que denominó Tarea Álvaro Reinoso, ordenó el desmantelamiento del 70% de los centrales azucareros y el desmonte del 60% de los cañaverales para dedicar esas tierras a otros cultivos.

Supongo que Fidel Castro lamentaría el desguace de los centrales cuando en el año 2006 volvió a subir el precio del azúcar. Pero ya para entonces se había retirado por enfermedad, y su sucesor, su hermano Raúl, tuvo que cargar, entre otros desastres, también con el de la industria azucarera. Resultado: Cuba, que era la principal productora de azúcar en el mundo, ahora tiene que importarla.

Hoy, las cifras de la industria azucarera cubana son de espanto. De los 156 centrales azucareros que existían en la Isla en 1959 apenas quedan 56. De ellos, solo 38 muelen en la actual zafra.

En la zafra de 1988 se produjeron 8,1 millones de toneladas. Desde entonces, la producción de azúcar no ha parado en su caída. Desde hace más de una década apenas se logra producir más de un millón de toneladas, casi lo mismo que a principios del siglo pasado.

Para la actual zafra, la meta del Grupo Empresarial Azcuba (sustituto del Ministerio del Azúcar) es producir 1,2 millones de toneladas. Pero es difícil que lo consiga. La zafra, que debió finalizar en abril, se alargará hasta mayo. Pero poco conseguirán con ello, porque es en los meses de invierno cuando hay mayor acumulación de sacarosa en las cañas.

La periodista Laura Bécquer sabe todo esto. Muchas de las cifras que he utilizado las tomé de su trabajo. Pero parece que le es más conveniente culpar al embargo norteamericano y no a Fidel Castro con su malhadada Tarea Álvaro Reinoso por el hundimiento de la otrora primera industria de la Isla.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Fidel Castro y la ruina de la zafra en Cuba appeared first on CubaNet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.