Llega retrasada y es más costosa: La prensa oficial cubana en “ordenamiento”

Correos de Cuba, prensa oficial, Tarea Ordenamiento
Un anciano lee el periódico Granma (Foto: EFE)

LA HABANA, Cuba. – Como parte de la llamada “Tarea Ordenamiento”, implementada por el régimen cubano desde el pasado 1 de enero de este año, el Grupo Empresarial Correos de Cuba incrementó los costos para los servicios postales y telegráficos, además del precio de los periódicos y revistas.

Sin embargo, actualmente no existe ninguna relación entre el aumento de los precios y la calidad de los servicios de Correos de Cuba: los periódicos, por ejemplo, llegan a sus suscriptores varios días después de su tirada. La entrega diaria de los rotativos oficialistas de carácter nacional (Granma, Juventud Rebelde y Trabajadores) ocurre al menos con un día de retraso.

Los propios medios oficiales cubanos han publicado que los suplementos son impresos en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Gráfica de Villa Clara, la cual asumió desde el pasado año la tirada a cuatro colores de los periódicos de las provincias desde Pinar del Río hasta Camagüey (incluida la Isla de la Juventud).

Mientras, la UEB Gráfica de La Habana, ubicada en el municipio Plaza de la Revolución, está siendo reformada como parte del llamado “Programa Integral de Reconversión Tecnológica para la producción de la prensa y otros materiales gráficos”.

Según declaró a CubaNet un trabajador de la Empresa de Correos, que solicitó el anonimato para evitar que lo despidieran, la tardanza en la entrega del periódico no ha sido provocada por los carteros, sino por la tardía transportación de los impresos desde Villa Clara a la capital cubana.

“Los carteros trabajan hasta las 4:00. Están toda la mañana en el Correo clasificando giros, telegramas, cartas… y luego salen para la calle a repartirlos. Entonces, cuando llega el periódico ―después de las 3:00 p.m.― no pueden distribuirlo, pues ¿a qué hora terminarían su horario laboral? Por eso ningún cartero está entregando periódicos en la tarde”, asegura.

El entrevistado también hace énfasis en que la prensa impresa llega a la capital el mismo día que debería entregarse. De 5:00 a 6:00 de la mañana sale de Villa Clara en una rastra, pero demora siete horas aproximadamente en llegar a su destino (la Empresa de Correos de Cuba), desde donde se redistribuye a Pinar del Río, Artemisa y las oficinas de correos de la capital.

“Eso sucede con todos los periódicos nacionales y por supuesto con el provincial (Tribuna de La Habana). Lo que no entendemos es por qué algunos domingos y lunes los periódicos han llegado antes de las 10:00 de la mañana a La Habana. ¿Por qué el resto de la semana no sucede así?”, se pregunta la fuente de Correos de Cuba.

En peores condiciones se encuentra la revista Bohemia: en el mes de enero se distribuyó la correspondiente al mes de junio de 2020. Al llamar a su sede para preguntar el motivo del atraso, una de sus trabajadoras respondió que, además de que las revistas no se estaban imprimiendo en La Habana, había existido demora en la transportación debido a la pandemia de coronavirus. “Esperamos ponernos al día poco a poco”, dijo.

Tarifas en ordenamiento

Tras el anuncio de la “Tarea Ordenamiento”, Correos de Cuba precisó que a partir del 1 de enero de 2021 la suscripción a la prensa también aumentaría su costo: a 16 pesos la correspondiente a periódicos de 26 o más tiradas mensuales; a 13,55 CUP la de publicaciones de 22 tiradas; a 3,10 CUP las de cuatro o cinco ediciones al mes. Mientras, la suscripción de revistas quincenales o mensuales tendría un valor de 1,25 CUP.

Enseguida el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba precisó: “Es decir, si una persona posee una suscripción al diario Granma, debe pagar 26 pesos además de la tarifa de la suscripción (16 pesos) lo que suma en total 42,00 CUP. Si además está suscrito a otros medios de la prensa escrita, deberá sumarlos pues la tarifa no es la misma”.

Al conversar con varios suscriptores del municipio Plaza en La Habana, quienes solicitaron el anonimato para evitar represalias en su contra, se evidenció su descontento con las nuevas tarifas impuestas por Correos de Cuba.

Un jubilado de 73 años que vive solo con su esposa, retirada también, declaró a CubaNet: “Con todas las alzas de precio que hay ahora, el aumento del gas, la corriente eléctrica y los precios de los alimentos, que están por los cielos, pues no puedo darme el lujo de pagar ni el periódico Granma, y muchísimo menos una prensa que llega el día después”.

“Por eso me di de baja (de la suscripción). Veré las noticias por la televisión, por la radio o cuando pueda iré a un estanquillo y lo compraré para, si acaso, leer los artículos de opinión”, agregó.

Por su parte Irma, otra de las entrevistadas asegura que estaba suscrita a varios periódicos hasta la llegada de la “Tarea Ordenamiento”.

“Yo no puedo costear las suscripciones en medio del alza de los precios que existe actualmente. A mí me aumentaron mi sueldo, pero todo el mundo sabe, excepto las mentes pensantes de este país, al parecer, que los salarios no están en correspondencia con los nuevos precios; estos últimos se van por arriba. Le dije a mi padre que lo sentía mucho, pero tenía que darse de baja de toda la prensa. Solo nos quedamos con la revista Bohemia que para colmo está llegando con varios meses de atraso”, lamenta.

“¡Qué va, eso yo no lo puedo pagar! ―exclama otra pensionada que vive sola―. Ese dinero que estaba malgastando en una prensa que solo me sirve para la basura por lo atrasada que llega, lo uso en otra cosa. No puedo, es que esto es de locos”.

Presuntamente debido a las desfavorables opiniones de la población con respecto a esos costes, Correos de Cuba decidió modificar las tarifas de distribución de la prensa nacional, provincial y otras publicaciones, según comunicó en su página web.  

A partir de este 1 de febrero ―indica la información― los periódicos de 26 o más tiradas mensuales tendrán un valor de 10 pesos por suscripción, mientras que las publicaciones de 22 tiradas bajarán a 7 pesos. En ese sentido, la reducción de los precios afectó a todas las publicaciones, independientemente de su frecuencia.

No obstante, se mantiene el valor de 1 peso establecido para cada ejemplar de los periódicos nacionales y semanarios provinciales.

En caso de que un suscriptor decida no abonar la cuota establecida se le suspenderá la entrega diaria sin perder la suscripción, la cual mantiene hasta pasados tres meses sin realizar ningún pago, precisó Correos de Cuba. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Llega retrasada y es más costosa: La prensa oficial cubana en “ordenamiento” appeared first on Cubanet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.