“No logro explicarle a mi hija por qué llego a casa con las manos vacías”

(Foto: Composición)

MIAMI, Estados Unidos. – La grave crisis económica que atraviesa Cuba continúa haciendo estragos en el tejido social de la Isla. La escasez de productos de primera necesidad no solo limita la calidad de vida de la población, sino que también golpea al interior de las familias, donde muchos padres tienen la difícil tarea y responsabilidad de mantener a sus hijos.

Yunet Alfonso, una madre cubana residente en La Habana, es una de las afectadas por el desabastecimiento y el difícil acceso a alimentos e insumos básicos.

“Lo que no logro explicarle a mi hija es por qué en un país en el que se llenan la boca diciendo que todos somos iguales, cada vez que salgo a la calle llego con las manos vacías, o con unas galletas raras que sustituyen las que antiguamente su papá y yo le comprábamos en cualquier tienda”, escribió la joven en su perfil de Facebook.

La madre dejó claro que el nuevo ordenamiento económico que implementa el régimen de la Isla perjudica a la mayoría de las familias cubanas, que carecen que divisas para acceder a las denominadas tiendas en moneda libremente convertible (MLC) y adquirir los productos de mayor demanda.

“Está bien que cambie la perspectiva económica en Cuba, pero… ¿A qué precio? ¿Qué le digo a mi hija cuando (como ayer) me pregunte por qué no podemos comprar en la tienda o si somos pobres?”, cuestionó la mujer.

Alfonso aseguró que se trata de respuestas que muchos padres no están en condiciones de ofrecer.

“Me dio risa, una especie de risa nerviosa, con decepción, con bochorno, lástima y ganas de gritar”, agregó.

Hace apenas semanas, el periódico guantanamero Venceremos dio acuse de recibo a una recomendación de unos padres, que sugirieron retirar las confituras de las vidrieras de las tiendas en MLC para evitar que los niños lloraran al verlas. El objetivo: ahorrarles la explicación de que el salario que ganan no alcanza para esos gustos.

“Guantanameros sugieren… se valore la posibilidad de cambiar de lugar las confituras visibles a través de la cristalería que da para esta última arteria y colocar otro producto, porque llaman mucho la atención de los niños, y es complejo explicarles la imposibilidad de los padres para comprarlos por no tener acceso a esa moneda, cuestión que, ante la incomprensión de los pequeños, por lo general, les provoca el llanto”, señalaba el texto.

El hecho se hizo viral en redes sociales, generando numerosas criticas de cubanos dentro y fuera de la Isla que todavía guardan el triste recuerdo de situaciones similares ocurridas durante el llamado período especial de los años noventa.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post “No logro explicarle a mi hija por qué llego a casa con las manos vacías” appeared first on Cubanet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.