Plan anual 2021 en Cuba: más represión y menos planificación

LA HABANA, Cuba. – Durante su intervención en la reciente sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, señaló que los objetivos esenciales del plan para el 2021 son asegurar los alimentos, combustibles, fertilizantes y plaguicidas, medicamentos, los financiamientos para la industria nacional y las demandas de la defensa.

De igual manera, al referirse al plan de inversiones para ese período, el funcionario aseveró que el 60% se concentraba en los sectores priorizados: defensa, producción de alimentos, turismo, fuentes renovables de energía, vivienda, y producción de cemento y acero.

No hay margen a las dudas: la defensa se encuentra entre los sectores que van a ser mejor atendidos por las autoridades cubanas en el 2021. Y a renglón seguido más de una pregunta podría asomarse en los labios de todos los que siguen los vaivenes de la economía en la Isla. ¿Se encuentra Cuba amenazada por una invasión militar desde el exterior? ¿Pretenderá el castrismo enviar nuevamente tropas cubanas a otras naciones, tal y como lo hizo en Angola y Etiopía?

Un análisis objetivo indica que ni lo uno ni lo otro. Por otra parte, tampoco el mantenimiento de las escuelas militares existentes en el país, ni la presencia de personal de la Seguridad cubana en Venezuela parecen ser suficientes para que las tareas de la defensa se igualen en importancia a los restantes sectores vitales de la economía.

En el discurso de clausura de la propia sesión de la Asamblea Nacional, el presidente Díaz-Canel, como era lógico de suponer, hizo alusión implícitamente a los sucesos de San Isidro y la protesta de jóvenes ante la sede del Ministerio de Cultura. En ese sentido apuntó: “El contexto es más complejo y más agresivo que nunca y no podemos ser ingenuos. Hay un enjambre anexionista queriendo que nuestro proyecto de país se venga abajo, tratando de sacar partido a nuestras escaseces y de paralizar las transformaciones en curso. El escenario del golpe suave sigue activo y la guerra no convencional busca los espacios más diversos para desatarse. Nuevas provocaciones están en curso y nuevamente las derrotaremos”.

Tras esas palabras del mandatario quedan esclarecidas las intenciones de la cúpula del poder. El afán de las autoridades por vigorizar el sector de la defensa se relaciona con la represión gubernamental hacia las manifestaciones opositoras, o simplemente con hacer callar el descontento popular debido a la crítica situación económica del país.

De momento, ya el nuevo ministro del Interior, el general de brigada Lázaro Alberto Álvarez Casas -¿Acaso tendrá algún parentesco con los difuntos generales Senén y Julio Casas Regueiro?- sacó a las calles las tropas especiales de su ministerio, pertrechadas con la técnica más moderna para la represión.

La referida labor parlamentaria incluyó también la intervención de la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, para dar a conocer las cifras del presupuesto para el 2021. En lo concerniente a los gastos presupuestarios, la Ministra anunció las cifras asignadas a la Seguridad Social, la Educación, la Salud Pública, la Asistencia Social, la Cultura y el Deporte, la Ciencia y la Innovación, la construcción de viviendas, así como el fomento del sector agropecuario.

Y nuevamente, tal y como ocurrió hace poco cuando se dio a conocer la liquidación del presupuesto correspondiente al 2019, nos quedamos sin conocer la cifra que el régimen cubano le asigna a las tareas de la defensa. Obviamente, hay una intención manifiesta por ocultar esa cifra, pero todos sabemos que debe de ser considerable.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Plan anual 2021 en Cuba: más represión y menos planificación appeared first on Cubanet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.