Policía política detiene a hermanos Miranda Leyva en Holguín

LA HABANA, Cuba. – En la mañana de este miércoles los hermanos Miranda, activistas del comando Olegario Charlot Pileta, fueron arrestados violentamente en Gibara, Holguín, por exigir el derecho a una vivienda digna.

“¡Libertad! ¡Abajo la dictadura comunista! ¡Libertad para los presos políticos! ¡Vivan los derechos humanos! ¡Viva la UNPACU! ¡Abajo el hambre! ¡Libertad para el pueblo de Cuba!”, fueron algunas de las consignas que exclamaron los tres hermanos poco antes de ser arrestados.

Desde hace varios meses, la familia viene siendo víctima del hostigamiento de la Seguridad del Estado. En la madrugada del 18 de septiembre de 2020, la vivienda que habitaban en Holguín fue agredida por grupos de respuesta rápida que golpearon las puertas y ventanas gritando ofensas y amenazas contra quienes allí se encontraban.

Luego de esto, los Miranda se cobijaron, en huelga de hambre, en las afueras de la sede del Obispado de Holguín. Menos de 72 horas después, al no ser recibidos por los funcionarios de esa institución católica, debieron abandonar el lugar. Desde entonces, han estado divagando por la provincia.

Maydolis Leyva Portelles, madre de los hermanos, explicó que en la mañana de este miércoles se personaron en la vivienda que ocupan temporalmente dos funcionarios: una trabajadora social, identificada como Anisleidis Roche Silva, y el Director de Trabajo del Órgano Municipal de Trabajo, Yusniel Rojas González, miembro además del Consejo de la Administración del Poder Popular en el territorio. La intención de ambos era negociar con la familia debido a que esta exige el cambio de su vivienda por una en otra provincia, para así alejarse del asedio.

La respuesta fue que estaban “haciendo lo posible, que van a mejorar la vivienda para entonces después tratar de permutarla para otra provincia (…) posibilidad que pudiera darse en varios meses”. También les propusieron darles a la abuela y a los dos niños una chequera de 2 860 pesos, una cama con colchón, ropa y calzado. A los hermanos les propondrían trabajo; a ellas, como auxiliares de limpieza; y a Fidel, una plaza como operador en servicios comunales.

“A la familia Miranda Leyva no nos da pena decir que nos estamos muriendo de hambre, que no tenemos dinero para comer, para nada”, dijo la señora.

“Primero muerta que aceptarle a la dictadura comunista esa chequera (…) Yo no quiero ni un centavo de la dictadura comunista porque es la misma que golpea, que encarcela, que viola nuestros derechos humanos, que mata, que tiene a familias desplazadas en esta misma tierra. Hace cuatro meses que no tenemos una vivienda propia porque los grupos de respuesta rápida fueron convocados a hacer un acto de repudio en donde quemaron incluso la cocina de la casa”, agregó.

Poco antes de salir a la calle a exigir el derecho a la vivienda digna como derecho humano amparado por la Constitución cubana y la Declaración Universal de Derechos Humanos, Ada Iris afirmó que “sus principios no se negocian”.

“Nuestra convicción no se vende, nosotros nos vamos  a morir de pie como activistas y defensores de derechos humanos”, selló.

Por su parte, Thaimí Rodríguez Miranda, de 14 años, aseguró que si a ella y su hermano, Alain Michel Rodríguez Miranda, de 13, los separaban de su familia o encarcelaban, se morirían en huelga de hambre.

“Nos han matado el derecho a la infancia, el derecho a la salud, nos han quitado la casa, se han ensañado con nosotros porque nosotros no queremos ser chivatos”, sostuvo la menor de edad.

Hace aproximadamente cinco años la familia se vio obligada a separar de la escuela a ambos menores debido al hostigamiento que recibían por parte de estudiantes y profesores en represalia por el activismo pro derechos humanos de los mayores de su hogar. En el caso de Thaimí, cuenta incluso con intentos de suicidio a causa del estrés generado por la represión.

También en septiembre del año pasado denunciaron intentos por parte de las autoridades de la provincia de separar a los menores de la familia y llevar a los adultos a prisión.

Por causa de la escalada represiva en su contra, la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó Medida Cautelar para los miembros de esa familia.

En el momento del arresto de los tres hermanos, defensores de derechos humanos y ex presos políticos, salieron los grupos de respuesta rápida, apostados en las esquinas desde hace varios días, para agredirlos verbalmente.

“Por favor, ayúdennos a compartir esta directa porque estamos fuertemente asediados y se los llevaron con un fuerte grado de represión”, suplicó Thaimí Rodríguez Miranda luego de transmitir en directo la detención de su madre y tíos por parte de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y oficiales de la Seguridad del Estado.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post Policía política detiene a hermanos Miranda Leyva en Holguín appeared first on Cubanet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.