¿Política de cuadros o designación a dedo?

LA HABANA, Cuba. – Este martes, durante el Pleno Extraordinario del Comité Provincial del Partido Comunista de La Habana, Miguel Díaz-Canel estrenó tantos cargos como los ostentados antaño por Fidel y Raúl Castro.

El vertiginoso ascenso de Joel Queipo Ruiz, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el municipio San Miguel del Padrón y jefe del Grupo Temporal de Enfrentamiento a los Coleros, Acaparadores y Revendedores del Comité Provincial a jefe del Departamento Económico del Comité Central por designación del VIII Congreso, ha conmocionado a especialistas y funcionarios de la esfera, así como a la opinión pública.

La designación del “cuadro con grandes perspectivas de desarrollo” se ha realizado mientras se agrava la crisis económica endémica en la Isla, transcurre la tortuosa aplicación de la Tarea Ordenamiento, la agricultura no produce ni boniatos, los pagos a los acreedores de las deudas externas no se vislumbran, las inversiones extranjeras no llegan, y muchos otros problemas. 

Esto ocurre cuando en el Congreso fueron defenestrados Marino Murillo Jorge, el artífice de la política de Raúl Castro aún en curso, labrada durante más de 10 años con especialistas, científicos y viajes de exploración por el mundo, según se ha dicho; y el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

Durante meses, Díaz-Canel ha llamado a consultar a la academia, aplicar los conocimientos científicos y realizar innovaciones. Por su parte, el VIII Congreso dedicó muchas horas a la importancia de la selección y formación de los cuadros. Quizás por esos motivos el gobernante cubano argumentó en el Pleno de este martes que hacía mucho tiempo que seguía a Queipo, y que siempre había aspirado a que formara parte del equipo de la Presidencia o el Partido, porque es “un muchacho inteligente y preparado”. 

Díaz-Canel también dijo que conocía la opinión de vecinos de San Miguel del Padrón, donde Queipo se hallaba en funciones tras el paso de un catastrófico tornado. Estos le habrían informado que el primer secretario era culto, amable y se comunicaba bien con la población. El gobernante también relató que durante una visita de control, Queipo, que entonces llevaba poco tiempo en el cargo, empezó hablando de la historia del municipio, demostró un sentido distinto del trabajo, lo que se llama integralidad, dijo.

La argumentación pareció seguir la tónica de Raúl Castro en la selección de Díaz-Canel, con el conveniente añadido de que Queipo es negro, lo que mejora la composición racial de los cuadros designados. Sin embargo, faltaron los datos que podían ayudar a justificar la catapulta del gran desconocido, como que ascendió desde el Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas a miembro del Comité Central del Partido en el VII Congreso, en 2016. 

El locutor sí destacó que se trataba de un físico nuclear, aspirante a doctor en Ciencias. Ahora pienso que quizás se esté privando a su rama de importantes aportes, más cuando Queipo tampoco llegará a realizar notables beneficios a la enclenque economía nacional.

No obstante, el cuadro tendrá suficiente tiempo para aprender, que no dirigir, pues de eso se encargará el general de Brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, albacea de la economía y las finanzas de la nación a través del Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA) y jefe del V Departamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), ascendido al Buró Político. Mientras tanto el jefe del Departamento Económico del Comité Central tendrá subordinado al vicepresidente Alejandro Gil, que no logró el puesto de Murillo en el Buró Político, pero ejecutará los Lineamientos, la Actualización del Modelo y el Plan de la Economía para 2021. 

Por su parte, José Ramón Machado Ventura y el exmiembro del Secretariado del PCC Abelardo Álvarez, en funciones hasta que entreguen sus cargos, y Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y el Secretariado del Partido heredó el área de Organización y Política de Cuadros, pero no el cargo de segundo secretario, ahora vacío. Así, habrá próximos anuncios de ascensos para cubrir las plazas de los directivos retirados o defenestrados.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

The post ¿Política de cuadros o designación a dedo? appeared first on CubaNet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.